Blogia
EL REY DEL RETIRO

Espiritu de piromano

Si fuera un viernes normal yo estaría a estas horas ultimando los ultimos sorbos de la tercera caña que pone fin a la semana laboral, pero no es un viernes normal ya que, en vez de degustar el sabroso zumo de cebada, estoy tratando de contener las ganas de patalear y quemar los expedientes que tengo sobre la mesa. Resignación me toca, resignación cristiana, que ahora esta muy en boga, aunque a mi ya se me olvido rezar y la falta de tele me librará de aprender de qué color debe ser el humo que queman los bien nutridos sacerdotes.

Ayer también hubo el tradicional desgaste nocturno, he cogido el ritmo de echar la noche de los jueves y ahora me resultaría extraño apalancarme en casa y no visitar a mi querida familia de amistades que dulcifica mis días en esta ciudad.

De las tierras escocesas está recién llegada una enérgica flor (un cactus más bien jwjw), que viene pletórico con ánimos revolucionarios, salir, reir y la música, tocar y tocar. Se trata de nuestro "bateria yonqui" (¡se ha tomado mal el apodo!) que esperemos resucite con vitalidad el indecente ritmo de ensayos del grupo que creamos hace ya unos meses.

Ay, lo que me apetece charlar y divagar.... Les deseo un mejor finde del que me espera a mi...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres