Blogia
EL REY DEL RETIRO

Apaños y acometidas

Hoy es un domingo de esos en que la tensión se instala bajo tierra y desde bien pronto colapsa la cabeza con espesas e insidiosas ondas cerebrales, que navegan sin rumbo, generando una enorme sensación de incoherencia. Quizá tanta como la de los 15.000 millones de manifestantes contra el matrimonio gay y en pro de la libertad (¿?).

Hoy regresan a la mente, en una tarde poco adecuada, imperiosas acometidas de reforma vital, pero decides firmar nuevas prórrogas para cada una de ellas (a ver, firme por duplicado en este recuadro). Resulta cómico, cuando has pretendido engañarte tantas veces, empezar de nuevo a enumerar (en vano) inútiles promesas de año nuevo. Te ríes, vamos niño, ¿piensas que hoy es el día para arreglarte? jwjw.

Dejar el tabaco quedó para cuando llegue la "estabilidad", jwjjw, lo que ya suena a auténtico cachondeo. Y del mismo modo se suceden en la recámara las demás revoluciones, unas pendientes, otras latentes, en una sudorosa y divertida parodia (¡ay qué ruina!). La piscina que tan bien me sentaba, sigue depurando cloro aguardando verme una mañana de nuevo. La banda espera inactiva que saque tiempo para hacer los arreglos y apretar las tuercas a los aún más vagos que el guitarrista. La clase de guitarra, en vez de llegar preparada, viene con el completo olvido de la lección anterior. La creciente tripa sigue recordándome la prosperidad laboral. Quiero conocer gente pero llego reventado al fin de semana. Quiero enamorarme, pero ni por un asomo quiero enamorarme.

Jwjwj me parece que pospongo las tareas de reconstrucción y me voy a dar un bañito a la piscina, que seguro me sienta mejor...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres