Blogia
EL REY DEL RETIRO

Silencio, se rueda

Silencio, se rueda

Instalado esta semana en la sierra, en la que fue la casa de toda mi adolescencia y primera juventud, al cargo de los preciosos seres que allí habitan, no paran de asaltarme sensaciones y recuerdos de los años de instituto y de los primeros de facultad. Anoche, entre la densa niebla y el intenso frío me dirigí al portal como tantas otras veces hice cuando volvía de explorar la noche serrana con mis amigos, y respirar me bastó para comenzar a encadenar recuerdos.

Recordé que solía caminar encogido porque el frío allí era terrible, y respiraba profundamente para intentar contener los vaivenes de la borrachera que acostumbraba a llevar en el cuerpo. Prácticamente siempre, meaba cuidadosamente al lado del seto, tapado por un abeto alli donde no me vieran los vecinos, para quitarme de hacer el ruidoso trámite en casa.

Recordé que subía los escalones pasito a pasito para que los perros no comenzaran a ladrar y pudieran despertar al del alcoholímetro. Nada más cerrar la puerta de casa lo que mas me gustaba era revolcarme a oscuras con los canijos que venían alegres moviendo la cola a darme la bienvenida. Me tiraba con ellos y les hablaba al oído. Al cruzar la puerta del salón, Morgan (el loro), siempre, siempre se acordaba de susurrar  Hugooo, hugooo, ya que sabía tan bien como su sigiloso amo que no debía alterar el silencio hogareño.

Yo compartía cuarto con mi hermano que solía llegar más temprano y la maldita puerta siempre sonaba al abrirse. Delicadamente abrías deseando no escuchar las terribles palabras: Hugo, ¿eres tu?. De ahí, al sobre.

También me acordé de aquella noche invernal en que, debió ser el sueño o el globo, las fuerzas no me dieron para alcanzar el pijama de la cabecera de la cama y me quedé dormido en pelotas sobre el edredón.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

brocco -

sólo a mi se m ocurre leer este post con la rasca q hace hoy en madrid, oiga... voy a sentarme en el radiador, brrr...

Pedro -

nosotros en el Colegio Mayor a la vuelta de copas meábamos en batería tambiéen junto a un seto y un árbol. ¡por cierto, crecían esplendorosos!

ganso -

ejem, ejem, ejem...:)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mr. Majestic -

Pendenciero yo? hay que ver (aunque quieras que no no andas muy alejada) jwjwjjw.. que bueno Brisa

brisaenlanoche -

Jejeje, y ahora sonaría la música de Presuntos Implicados: "y cómo hemos cambiado...", al final hasta echas de menos aquellos años...
Un abrazo.
PD: no pienso que seas un golfo ni un zángano, me caes muy bien ;) (y no te enfades por lo que he puesto en mi último post).

Mr. Majestic -

Ayyy es que aquellos maravillosos 15 y 16 años jajajaj me ponen sensible..

La mujer tirita -

Mejor en bolas que un pijama de gatitos...lo dijo Zarathustra. Ay! que melancolico tenemos al cachorrito (lo digo por ti)...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres