Blogia
EL REY DEL RETIRO

Encuentro con ALVARO

Camino por la calle con DOS tras una copiosa comida. Una cara que, como tantas otras, me suena, se nos acerca de frente:

 

ALVARO: Coño DOS, ¡cuanto tiempo! ¿como estas?

DOS: Ey tronco, ¿como va esa oposición? ¿te acuerdas de el?

ALVARO: faltaría más, ¿que tal estas HUGO?

HUGO: Bien muy bien (mmmm qué memoria tiene el cabrón del opositor... se acuerda a la primera de mi nombre y no tengo ni la menor idea del suyo).

 

Café en un bar comentando batallitas de la carrera, la verdad es que me acuerdo que era compañero de DOS, pero del nombre…

 

ALVARO: ¿Y como os va?

DOS: A mi muy bien, estoy llevando casos importantíiiiisimos, HUGO me manda a todas las que se cepilla.

HUGO: jajajaja (por no llorar, la imagen de machito que me hacen ir dejando por ahí)

ALVARO: Bueno, me piro que tengo que echar la tarde estudiando. Un placer veros en tan buena forma, nos vemos de copas DOS, hasta la próxima HUGO.

DOS: Vale tronco. Nos vemos A***** (a mi me pareció que decía “Álvaro”)

HUGO: guay ALVARO encantado de verte. Que vayan bien esos estudios ALVARO. Nos vemos ALVARO. (por 3 veces)

 

Caminamos unos pasos…

 

DOS: ¿Como le has llamado?

HUGO: ALVARO ¿no

DOS: ¡Pero si se llama JOSÉ!

HUGO: Vale, muy típico

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Mr. Majestic -

Cierto.. porque me parece que no vuelvo a confiar en mis malogradas orejas..
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pedro -

he aprendido tras muchas meteduras de cuezo decidí, que si la situación se prolonga más allá del saludo en la calle, ser sincero y decir me acuerdo de ti, pero no recuerdo tu nombre
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres