Blogia
EL REY DEL RETIRO

El parto

No es facil soportar esta vida de yuppi que me tienen preparada. Los cuatro dias africanos los pasé recluido en una habitación de hotel, boca arriba sobre la cama, pensando en mis cosas, pensando también sobre una mesa repleta de documentos, analizando las aventuras y desventuras de un barco pirata y, por último, tomando zumos de frutas al tiempo que me evadía con Gaugin por las islas de la Polinesia. Apenas playa y menos sol.

Musica tranquila me pedia el cuerpo, me he empollado el grandes éxitos de SADE, el Uh hur her de PJ HARVEY, un par de discos de REM y otra tacada de THE CURE, que ultimamente me tienen poseido.

Y ayer por fin parí, me desprendí de ese enorme peso, de esa tensionada carga que me superaba, y que a gusto me quedé. Después de cinco horas encerrado con esa señorita de muy mala ostia, era mi turno... "sus conclusiones Mr.", y saqué fuerzas de nosedónde, y me lo creí todo, y solté una perorata de cuidado, para salir mentalmente agotado, fundido.

"Eres muy autocrítico" me decía el Capitán cubano que me acompañaba, "te ha salido muy bien, y dices que si tienes la impresión de que lo vas a perder...". Me acompañó toda la tarde este señor de mundo, contandome mil batallas de sus viajes a las que yo atendía en silencio, de la revolución socialista de Fidel, la guerra de Ángola, la vida en la mar. A la una de la mañana me encontró mi cama, que me retuvo durante horas de insomnio. Has pensado demasiado hoy, y no te va a ser tan fácil dejar de hacerlo.

En cierto modo estos partos se asemejan a la tensión que acumulaba uno antes de un gran exámen, de esos tochos que nos cierran asignaturas o el último de la carrera. Aqui, la diferencia es que tu sabes mucho mejor la materia que el profesor, al cual tienes que convencer de "la bondad de tus argumentos". Una pelea dialéctica, una batalla en el terreno de las ideas, donde tienes que adivinar y presumir las intenciones de contrario, ocultando las tuyas para sacarlas en el momento (que tu entiendes) adecuado. Buscar y rebuscar argumentos, definir, (des)clarificar, desviar el sentido de las ideas a tu conveniencia, ocultar, engañar, cabrear en los interrogatorios en busca de ese hecho que se resisten a contarte, tratar de encontrar incoherencias. Ahi ya no vale la verdad, que siempre queda lejana, estas ahí para ganar. Es el "Arte de tener razón" del que hablaba Schopenhauer, todo un arte que para su propia desgracia pasa por dejar completamente al margen a la propia razón.

Yo llegúe a este mundo previamente preparado tras años y años de discusiones con mi padre, sin saberlo, había ido desarrollando esta "habilidad", no me quedó más remedio. No es para nada mi vocación, pero sin duda es un terreno en el que piso con firmeza.

Ayer me miraba al espejo de los baños del aeropuerto. ¿En que te estas convirtiendo?. ¿Una especie de niño prodigio en este mundo, inquieto, al que le devoran las ideas que velozmente le surgen?... Por suerte sigo conservando mi parte JEKILL, y trato de tener a HYDE bien distanciado, atado en corto, para darle rienda suelta en estas ocasiones, que cada vez le hacen más poderoso. ¿Y que ocurrirá si Hyde me devora?... Bueno esta es una de mis constantes peleas vitales, ya veremos.

Ay que semanita señores, que cosa más dura es esta de hacerse mayor.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Mr. Majestic -

Gracias querida Brocco, me siento satisfecho con la puntuación.. Ya te veo en el soulseek y me cuentas (y te robo algo)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Brocco -

Um, Brocco y yo vamos a poner un 9 a su gusto musical, majestad...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres