Blogia
EL REY DEL RETIRO

Una larga parrafada-diario de un fin de semana

Una larga parrafada-diario de un fin de semana No se crean, no, que hemos podido parar el ritmo, hoy río por no llorar aceptando con dolor de estómago la locura que apareja el reto, “puedo contigo julio, julito –digo soberbio y con aires de castizo-, tiés los días contaos”. Adelante camaradas! dice un soldado nazi en Stalingrado, en el único objetivo de alcanzar el preciado primero de agosto, aqui se trata de matar o morir.

El viernes, una vez escapado de la urbe tomé nuevamente con fuerza las riendas de esta fogosa campaña electoral que me he inventado, y acepté gustoso la invitación para un acto diplomático del Reino que encabezo. Se trataba nada más y nada menos de recibir a un Ministro de Cultura, el ministro de la samba, para lo que habilitamos un estadio de futbol (de arena.. jwjw que hasta que comencemos la campaña de expropiaciones no hay un duro) donde recibir sus ritmos. También trajimos a Marianne, una señora rubia llena de fé (jwjw), que dicen que fue diva de los Rolling, y que tras un muy buen comienzo acabó pudiendo con el rey y su enorme guardaespaldas ahogados en bostezos. Pero la noche fue muy limpia, muy fresca (el aire de la sierra), y creo que idónea para quitar unos cuantos plomos del peso del que escribí y confirmar lo que tuve claro desde el primer beso.

El sábado amaneció teñido de rock’n’roll.. viva el rock’n’roll... No les conté que si todo iba bien, este sábado tendría el enorme placer de arrancarme esa dolorosa espina con sabor a metadona y volver a tocar en público.

Primera tarde de ensayo del grupo (por supuesto sin nombre) y cada golpe de caja te va poniendo –más y más-, te muerdes los labios y saboreas la adrenalina. Joé, solo es el principio, el primer ensayo, y parece que esta idea tiene garra, que esto suena señores!. Que los músicos hagan música (ya que pueden) y que nos dejen el rock’n’roll.

Habíamos previsto un pase de 10 minutos, tres temas y punto, a modo de descarga de los primeros conciertos de los Ramones, pero salieron taaaan lamentables, taaaan punkis, que por suerte al final de la noche nos pedirían un segundo pase con que arreglar las ganas con las que quedamos todos, ellos y nosotros.

Tres copas (qué sed!), y las clásicas arcadas pre-concierto (que ya echaba de menos!).. Jwjw pero es curioso como le comen a uno los nervios en ocasiones, y aunque habíamos repasado mentalmente los apenas ensayados temas, bastaron los cuatro primeros golpes de baqueta para no saber donde estábamos. 1, 2, 3, y... empecé cagándola yo, se me piró. Entre risas, parón, y vuelta a empezar. Una mirada mía para decirle al cantante que el Little Honda de los Beach Boys no tiene solo, querido... y apenas recuerdo lo mal que salió la tercera y última. Que pena.. como un buen polvo a medias, decía uno.

Pero en mi verborrea alcohólica no quitaba ojo a nuestro querido amigo y batería, que se acercaba poco a poco con sus temores a esa chiquita tan maja y que tanto le gustó una noche pérdida de hace unos meses. En celestinos de corazón nos convertimos otro amigo y yo que, del ánimo y las ganas, parecíamos vivirlo con ilusión propia y que esa chica fuera la que realmente nos gustaba a nosotros. Habíamos hecho todo lo posible por propiciar las circunstancias para que ocurriera... Y su pedazo de sonrisa al día siguiente era la nuestra. :)

Y ahora prueben a sacar la lengua, a saltar y agitar la cabeza con una guitarra en las manos sobre un escenario. A mi, es lo que me pone... jwjw qué les pone a ustedes?...

Y nosecuantas copas después, ante un público enloquecido, hicimos lo que teníamos que hacer.. permítanme la insistencia en esa palabra envuelta en mil significados: rock’roll. No crean que los cambios y los breaks salieron como tenían que salir, jwjw PARA NADA, pero esta vez estábamos DENTRO y eso fue más suficiente. Hicimos lo que nos dio la gana y todo salió muy puro, muy punki, muy salvaje, en la idea de banda que ronda nuestra cabeza y que me temo nada va a gustar a mi vecina.

Y luego bailamos, y bailamos hasta el amanecer.

Tras un domingo de "paga las consecuencias" llega hoy, un mal día, un muy mal día de retirada, que sabía yo que el julio este es muy traicionero y aguardaba agazapado en la sombra. Estoy convencido de que anoche abrió el venenoso anillo de Lucrecia sobre las coquinas al ajillo, para luego estallar de risa al verme retorciéndome agónicamente sobre la cama de un lejano hotel. Más aun ha debido reírse de mi al verme galopar malamente por los pasillos de los juzgados en busca del alivio de un retrete... Es un digno rival el tio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Tharsis -

NIñoooooo !! tocaste entonces???, y yo perdiéndomelo todo :P. Si es así, espero algún día poder escruchar algo en directo, seguro que es genial. Besotes wapisimo, y tranquilo que "julio" tiene cosquillas, y lo único necesario es encontrarlas

Pedro -

verás cuando se entere
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mr. -

Joe un marshall!, eso es pa rockeros jeje. Yo tengo uno bien grande (y la vecina aun no lo sabe)

Pedro -

me pone! me poone!, sóloq ue yo he de conoformamrme con saltar en casa. Ayer me compre un ampli, un marshal,que se iba reduciendo de tamaño y potencia mientras mi mujer me decía, ese no que nos echan de la comunidad...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres