Blogia
EL REY DEL RETIRO

Hormonas

Hormonas La comida de navidad del despacho terminó a las 12 de la noche, con cien o cientocincuenta copas en mis venas, que no paran de recordarme lo flojo que me encuentro. Creo que todavía mantengo algo de sangre en el sistema alcoholico.

La tarde, la tarde/noche y la noche transcurrieron entre conversaciones personales de todo tipo (algunas sobre lo yogurin y afortunado que soy, decia la chica del perfume* mientras intentaba colocarme a una de sus hermanas pequeñas). Pero sobre todo, y especialmente en cuanto marchó el MUÑECO (o jefe) y quedamos cuatro chicas y dos chicos, afloró la Revolución de las Hormonas (ultimamente tan presente) y el sexo fue durante muchas horas el único tema de conversación. Y es que de un tiempo a esta parte, cañas o copas y chicas de por medio, follamos poco, pero hablamos muchísimo de ello.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Tharsis -

Jejejejeje, las hormonas revolucionás xddd que bueno. Espero que la resaca no fuera muy dura xdd y que se repitan las fiestas, no? un besote ¡¡
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres